• Facebook
  • Google+
  • RSS
Publicado: 29/11/2009
Visto: 596 veces
Fuente: Los Andes Turismo

San Fernando del Valle de Catamarca, es una moderna ciudad construida sobre fabulosos sitios arqueológicos. No es de extrañar que, así como sucede en Perú o México, nuevas excavaciones permitan ver antiguos vestigios indígenas. En la zona del Tiro Federal se hallaron restos de la cultura Aguada -como lo demuestra el tipo de trabajo de la cerámica, pintada en negro sobre rojo y con motivos felinos-una de las más representativas de la provincia.

No hace mucho tiempo, en la localidad de El Rodeo, mientras se excavaba para construir un ducto, se descubrieron enterratorios que, se estima, también son de la Aguada. Se trata de restos de una persona junto a elementos de bronce como ofrendas, que denotan su pertenencia a un alto linaje. A su lado, había otros tres enterratorios menores.

Pero cerca de la capital catamarqueña hay sitios arqueológicos abiertos al turismo y que pueden visitarse todo el año. Uno de ellos es el Pueblo Perdido de la Quebrada, a 4 km de la ciudad. Se accede por la Ruta 4 y está integrado por cuarenta recintos de barro y piedra, pertenecientes a la Aguada. Allí pueden verse habitaciones, talleres y corrales, que estuvieron habitados en los siglos IV y V. Los gigantes cardones que se cierran en cerco alrededor de las ruinas, parecen celosos vigías en el desolado paisaje pedregoso.

También en las cercanías del dique El Jumeal se hallaron vestigios de esta cultura y en Portezuelo pueden visitarse enterratorios, con elementos típicos de su período tardío (950 al 1.480 D.C) En el Valle Central, se destacan los sitios arqueológicos La Tunita y La Candelaria, por la cantidad, calidad de conservación y gran tamaño de las pinturas rupestres. Para llegar hay que trepar la Cuesta del Portezuelo hasta el pueblo Anquincila, donde hay que transitar 16 km por un camino de tierra.

Luego, se debe seguir a pie por una senda que lleva a un monte espeso. El camino desciende hasta una formación rocosa que esconde un imponente alero: La Candelaria. A 18 km, se encuentra La Tunita. Tras veinte minutos de marcha entre un bosque de cebiles se abre otro paisaje sorprendente sólo habitado por enormes rocas en las que la erosión formó galerías, cuevas y aleros. Techos y paredes están completamente cubiertos por imágenes únicas, algunas hasta de un metro, que destacan a este complejo en el ámbito del arte rupestre americano.

Sendas reales e imaginarias

Distintos senderos de la provincia permiten apreciar cómo los productos de la tierra se transforman en instrumentos musicales, exquisiteces gastronómicas u objetos únicos, como las curiosas artesanías en chala que se encuentran en San José, al pie de la Sierra de Graciana, una zona de chacras de cultivo entre bellos cordones montañosos. La villa de veraneo La Merced lleva hacia la ruta del tabaco.

Sus extensas plantaciones tienen tanta fama como los dulces, las frutas disecadas y sus típicas nueces confitadas. Un afamado aguardiente es la marca registrada de Mutquín, uno de los oasis de riego que se suceden a lo largo del camino de las faldas de Ambato, donde los viñedos y nogales aportan color a la aridez del paisaje. En Rincón, ubicado al pie del cerro El Manchao, vale la pena visitar la cooperativa de productores nogaleros y deleitarse con la variedad de propuestas.

La Estancia Michango, ubicada entre los pueblos de Mutquín y Rincón, es un buen punto de partida para recorrer una imaginaria ruta gastronómica, que van trazando los lugareños con sus recomendaciones. El boca en boca lleva a los mejores restaurantes para saborear humitas, tamales, carbonada o las típicas empanadas catamarqueñas (con papa, pasas de uva, aceitunas y ajo).

Si se está dispuesto a incorporar sabores nuevos, hay que probar chanfaina -guiso hecho con menudos y sangre de cordero y pasas de uva- y ambrosía, un postre a base de almíbar, huevos y leche. Además de los exquisitos vinos pateros, sólo en Catamarca puede beberse aloja, preparada con algarroba o membrillo, fermentadas con agua y azúcar. Es un aperitivo ideal al caer la tarde, la hora en que varias guitarras se reúnen de improviso para entonar zambas y vidalas.

Fuente: Los Andes Turismo
http://www.losandes.com.ar/notas/2009/11/29/turismo-459191.asp


Ver más información acerca de Catamarca y de San Fernando del Valle de Catamarca.

Comentarios
Notas y artículos
Lugares imperdibles en San Fernando del Valle Lugares imperdibles en San Fernando del Valle
San Fernando del Valle de Catamarca, fue fundada por Don Fernando Mendoza de Mate de Luna en el año 1683 y cuenta con innumerables bellezas para conocer y explorar. Está ubicada en la región noroeste Argentino, a 543 msnm, a orillas del río del Valle y al pie del cerro Ambato. Integra una región semiárida, enclavada en un valle delimita
Fiesta del Poncho 2013 Fiesta del Poncho 2013
En el mes de Julio, se realizará la 43ª edición de la Fiesta del Poncho, una de las celebración más emblemática de Catamarca y el Norte Argentino. Desde el 12 al 21 de Julio, se esperan mas de 380.000 visitantes en el Predio Ferial de San Fernando del Valle de Catamarca. Entre los artistas destacados del festival, estarán Luciano P
Los verdes del valle y los alrededores de la capital Los verdes del valle y los alrededores de la capital
Crónica de un recorrido por los circuitos de los alrededores de San Fernando del Valle de Catamarca, entre los cordones del Ambato y el Ancasti, trepando la Cuesta del Portezuelo y disfrutando de los apacibles pueblos a la vera del río Tala. Verdes, aguas y hasta misterios, a un paso de la capital provincial. “Lo que más me impresionó cuando ll



La guia de turismo del Norte Argentino
Disfrute de la diversidad de colores, bosques, selvas, historia, artesanías, folklore y toda la gastronomía regional
Buscar hoteles en San Fernando del Valle de Catamarca
Fecha de ingreso:  
Fecha de salida:  
Notas y articulos
TurismoNorteArgentino.com
La guía online de Norte Argentino los 365 días del año
www.TurismoNorteArgentino.com
Desarrollado por